Al aire ahora

Una situación indignante ocurrió en una empresa de Varsovia, Polonia, donde el jefe le hizo una oferta fuera de lo común a una de sus empleadas: a cambio de un plus económico, debía desfilar totalmente desnuda frente a sus compañeros para “levantarles la moral”.

En un momento, mientras atraviesa el pasillo hecho por sus compañeros, la trabajadora levanta el dedo mayor de sus manos ante la cámara. Luego, volvió a vestirse y se dirigió a su escritorio para continuar con su labor.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora