Al aire ahora

Hakan Acar, un turco de 23 años apodado ‘el Tulk’ por su fuerza, ayudó a su tía a resolver una disputa de aparcamiento. Su tía no podía sacar su vehículo debido a que otro coche le había bloqueado la salida y, sin pensárselo dos veces, el joven levantó el auto con sus brazos y lo desplazó unos metros para dejar paso al de su tía.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora