Al aire ahora

Unas pulgadas de más en el pene le costaron la vida a un hombre en Suecia.

Un reporte de Journal of Forensic Sciences dice que el sujeto murió en una clínica deEstocolmo cuando se le practicaba una cirugia que es considerada segura. Lo que hacen los médicos es transferir grase de la barriga al pene.

Sin embargo, la grasa que se inyectó al paciente se filtró a las venas y llegó a los pulmones hasta romper vasos sanguineos. El paciente sufrió un paro cardiáco, no hubo forma de revivirlo.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora